Make your own free website on Tripod.com

Entrenamiento

 

 

 

 

Para hacer más agradable la convivencia con tu mascota es importante que conozcas su comportamiento

 

El perro por naturaleza es un animal gregario, es decir, le gusta la compañía de otros perros y de los humanos.

Comportamiento

Aun cuando no puede hablar tiene muchas maneras de demostrar su estado de animo.

 

Una vez que aprendas a comprender el lenguaje de tu mascota, podrás darle un entrenamiento básico.

 

Esto no resulta tan difícil como puede parecer y con un poquito de esfuerzo obtendrás grandes logros y muchas satisfacciones.

Ladrido

Los perros salvajes lo emplean para indicar su paradero a otros miembros de la manada. Y para advertir a los intrusos que entran dentro de su territorio.

En algunos casos puede expresar tristeza, soledad, o angustia.

Delimitación del territorio

Lo realizan por medio de la orina y sus excrementos.

Además, en las patas traseras, tienen glándulas sudoríparas y cuando remueven la tierra con sus patas la impregnan con su olor.

Oler la cola de otro perro

El perro tiene en el ano unas glándulas que producen un líquido de olor característico. Estos olores son portadores de mucha información, que los perros descifran mediante su aguzado olfato.

Escarbar

Esta costumbre puede resultar molesta, pero es un comportamiento heredado de sus antepasados, que escarbaban para enterrar alimento para las épocas de escasez.

Montar a otro perro

Primero se establece contacto visual, el perro levanta la cola y las orejas y por último coloca una pata delantera por encima de la cruz del otro perro, así le demuestra que él (o ella) tiene mayor jerarquía.

Postura arqueada

Con las patas delanteras en el piso (como si estuviera echado) y las traseras apoyadas (como cuando está parado)

Demuestra disponibilidad al juego, ausencia de agresividad e intenciones amistosas.

Sumisión

Un perro que demuestra sumisión, se agacha, puede incluso echarse en el piso con las patas al aire y desviando la mirada.

Además si otro perro lo provoca el animal no va a responder a la agresión.

Gruñir y enseñar los dientes

Puede ser una advertencia, para hacer saber a otros que están invadiendo su territorio.

También puede ser una respuesta inducida por miedo o dolor.

Orejas levantadas y mirada fija

Es un signo de atención y puede anteceder a gruñidos y otras advertencias.