Make your own free website on Tripod.com

-------------
Envia tus comentarios y sugerencias a MVZ Daniela Ocejo
--------------
         historia           salud            etología        cuidados       recreación       zootécnia       frases

ETOLOGÍA

Lenguaje Corporal

¿Cómo Descansan?

Reproducción

Anormalidades


Ir al inicio











Guestbook

El Estro en la Yegua

Antes de comenzar a hablar de los cambios conductuales de la yegua durante su etapa reproductiva me parece importante familiarizarte con algunos términos, ya que esto va a facilitar la comprensión de este tema.

  • Estro.- Es el momento en el que la yegua experimenta cambios hormonales y de conducta, que le permitirán reproducirse, también es conocido como celo o calor.
  • Gestación.- Es el término correcto para llamar al periodo de desarrollo de una cría, antes de nacer, es lo que comúnmente en humanos llamamos Embarazo. Es por ello que no me voy a referir a que la yeuga esta embarazada, sino gestante.
  • Semental.- Es el caballo macho físicamente apto para reproducirse, también se le llama garañón. Generalmente se le llama semental al caballo que está asignado específicamente a desempeñar funciones reproductivas (como parte del pie de cría de un criadero). Al caballo que no está castrado pero que no está dedicado a la reproducción, le llamamos simplemente caballo entero.
  • Pie de Cría.- Grupo de animales (machos y hembras) especializados para la crianza.

    El ciclo reproductivo de la yegua es del tipo Poliestrico Estacional, es decir que solamente entra en calor durante una etapa determinada del año, pero presentando varios celos, de tal modo que si no queda gestante durante el primer celo tiene otras oportunidades en esa misma temporada.

    La conducta de la yegua cuando está en estro es por lo general bastante típica, aunque puede variar mucho de un individuo a otro. Durante esta etapa el cambio de conducta se debe al cambio hormonal que experimenta el animal, esto esta "diseñado" asi por la naturaleza para permitir al semental detectar el momento preciso en el que la yegua es más apta para quedar gestante.

    En promedio una yegua que entra en calor va a presentar todos o por lo menos algunos de los siguientes cambios de comportamiento:

    La yegua se vuelve excitale, relincha y chilla, busca a otras yeguas o garañones, asume la posición típica para orinar, orina en forma frecuente después de lo cual espejea (aunque el espejeo es considerado una característica notoria del estro, algunas yeguas acostumbran realizarlo después de orinar sin que necesariamente se encuentren en calor). Cuando la yegua está en estro el espejeo es realizado a lo largo del día y no únicamente al terminar de orinar. El "espejeo" es la exposición del clítoris, mediante la contracción de los labios vulvares.

    En algunas yeguas se presenta el estro silencioso, esto es que la yegua aún encontrandose en periodo reproductivo, no muestra ninguna de las características antes mencionadas. En estas yeguas resulta muy difícil determinar cuando entra en calor y por lo tanto cuando es receptiva al macho, y tienen que ser tratadas por un médico veterinario especializado en reproduccón equina.

    El Recelado.- Esta técnica se emplea comúnmente para comprobar la receptividad de la yegua hacia el macho durante la presentación del celo. Se coloca a la yegua tras una barrera y del otro lado de la barda se acerca al recelador (también llamado tizzer o tizeador). Si la yegua está en el periodo receptivo del celo, presentara los signos antes mencionados. Permitirá que el recelador se acerque y la huela, orinará y espejeará. Pero si aún no está completamente receptiva, se mostará hostil chillando y pateando (de ahi que sea indispensable mantenerlos separados mediante una barda, para evitar accidentes).

    Características del macho recelador.- Generalmente son animales de baja estatura (ponies) que aún estando la yegua en etapa receptiva, no serán capaces de cubrirla. O caballos de estatura normal vasectomizados, que conservan la líbido pero que serán incapaces de dejar gestante a la yegua en caso de algún "accidente". Aún cuando estos caballos no pueden fecundar a la yegua, no es nada recomendable dejarles realizar la monta ya que son animales que recelan, en ocasiones, a gran cantidad de yeguas y podrían actuar como transmisores de enfermedades entre el pie de cría.